Del poco hablar y del mucho callar se me secó el corazón y vine a perder la razón.
PD. THIS IS A BULLSHIT FREE ZONE

lunes, 25 de junio de 2012

Alguien más.

Y justo cuando creí que esto iba a empezar, llegas y dices que no. Justo cuando te creí ¿Qué le puedo hacer? Pues nada. Si no eres tú será alguien más.
Encontraré a alguien más, siempre lo hago.
 

lunes, 27 de febrero de 2012

Primero yo.

Decidí estar sola, quedarme sola, acompañada únicamente de mi misma. 
Se que NO ME VOY A ARREPENTIR.

jueves, 23 de febrero de 2012

No pasa nada.

¿Qué pasa? Pues no pasa nada y pasa todo. Pasa que me gusta complicar lo que no tiene por qué cambiar. Pasa que me gusta imaginar que pasa lo que sé que no va a pasar. Pasa que siento lo que no existe. Pasa que me hago ilusiones sin fundamento. Pasa que yo nunca he sido buena para jugar con fuego. Pasa que estoy consciente que esto no va a ningún lado pero quiero obligarlo a moverse. Y como puedes ver, no pasa nada porque es como si me pasara lo que realmente no pasa. No pasa nada pero de alguna manera pasa todo.

miércoles, 15 de febrero de 2012

El día que te arrepientas.

A veces (en mi caso siempre) las cosas no salen como esperas. No intento borrarte porque quiera sino porque tiengo que. Se me olvidó acordarme de puntos importantes, de mi soledad perpetua, por ejemplo; de tus actos cuya meta terminaba mucho antes de llegar a 24 horas. Desearía tener verdadera evidencia para culparte, desahogarme, dejar caer esto que siento sobre ti para aplastarte ¿y luego? Luego nada, suelto una que otra lágrima, después dejo de tenerme lástima y me pongo a pensar en algo más. Perdí todo el control, las cosas son cuando tú quieres y como quieres. Me dejas en pedacitos y tengo que juntarlos sola: no es justo. Lo peor (o lo mejor) es que tú ni te enteras. Me consuelo imaginando el día en que te arrepientas; el día que me quieras; el día que yo no este contigo pero si con alguien más.

miércoles, 18 de enero de 2012

No me pidas estupideces.

Razones para no esperarte
1.- Porque nada me asegura tu regreso.
2.- Porque el tiempo es lo más valioso que tengo.
3.- Porque ya te esperé bastante.
4.- Porque lo que realmente valoras no lo pospones.
5.- Porque no quiero.
6.- Porque es no es lo que merezco.
7.- Porque sabes que no lo haré..
8.- Porque se me acabaron las razones.

domingo, 15 de enero de 2012

¿Nunca te ha pasado?

Estaba poniendo mis esperanzas en un chico que resultó ser sólo eso, un chico.

sábado, 14 de enero de 2012

Aquí está tu respuesta.

Si no creo en los hombres es porque ninguno ha sido lo suficiente como para hacerme cambiar de opinión. Y yo soy, para bien o para mal, de esas mujeres que no creen si no hay pruebas.

domingo, 8 de enero de 2012

viernes, 30 de diciembre de 2011

Pues caguense todos.

Este 2011 llegué a una única conclusión:

A la gente le purga que le digas las cosas como son.

Que pena! No me voy a callar.